¿De qué se trata la Ley I+D?

Home  /  Beneficio tributario Ley I+D  /  ¿De qué se trata la Ley I+D?

On Junio 20, 2020, Posted by , In Beneficio tributario Ley I+D, By , , With Los comentarios están deshabilitados en ¿De qué se trata la Ley I+D?

En nuestro trabajo de consultoría, hemos apoyado a empresas de variados tamaños e industrias a conocer, obtener y administrar los beneficios que trae la Ley I+D Chilena para proyectos de I+D. En el ámbito de la innovación en Chile, este beneficio es uno de los instrumentos de fomento más desconocidos del ecosistema. Esta publicación es un grano de arena para ayudar a difundir e incentivar su uso tanto en grandes empresas, empresas de menor tamaño y Startups con base tecnológica.

Para conocer más de la Ley I+D, hemos resumido algunas preguntas que de manera recurrente nos hacen:

  • ¿Para qué existe la Ley I+D?
  • ¿Qué beneficios trae la Ley I+D?
  • ¿Cómo obtengo el beneficio tributario?
  • ¿Mi empresa se puede acoger a la Ley I+D?
  • ¿Es muy engorroso el proceso de certificación ante la Ley I+D?

Vamos por la primera pregunta,

¿Para qué existe la Ley I+D?

La Ley de Investigación y Desarrollo (I+D) – Ley N°20.570 actualizada el 2018 – tiene por objetivo contribuir a mejorar la capacidad competitiva de las empresas chilenas, al establecer un incentivo tributario para la inversión en I+D. La Ley I+D permite a estas entidades rebajar, vía impuestos de primera categoría, el 35% de los recursos destinados a actividades de investigación y desarrollo. En otras palabras, promover e impulsar la inversión de las empresas en Investigación y Desarrollo en Chile. Esto, se da en el contexto que Chile es unos de los países de la OCDE con menor inversión privada en I+D (tema para otro post), la ley I+D es un esfuerzo del Estado de Chile para remediar esta situación. Mejor, vamos al grano…

¿Qué beneficios trae la Ley I+D?

La ley I+D permite obtener un crédito tributario del 35% de los gastos incurridos en un proyecto de I+D, y donde el 65% restante se puede imputar como gasto necesario para producir renta. Este crédito tributario rebaja el impuesto a la renta a pagar en declaración renta del año siguiente. Es decir, de todo lo que invierto este año en I+D, obtengo el 35% en la próxima operación renta.

Los gastos incurridos en proyectos de I+D deben ser efectivamente desembolsados, esto quiere decir, que ocurra la inversión y se efectúe un pago. La ley I+D permite rendir los siguientes ítems: Recursos Humanos, compra de insumos, arriendos, asesorías técnicas, servicios legales para protección de la propiedad intelectual, inversiones para el proyecto, contratos con terceros para desarrollos, entre otros.

Una empresa puede recuperar hasta 15.000 UTM al año (apróx. CLP 740 MM), en proyectos, lo que equivale 35% del monto del proyecto ejecutado en el año. Es bueno resaltar que la Ley I+D contempla proyecto individuales (una empresa) y colaborativos con otras empresas.

¿Cómo obtengo el beneficio tributario?

Si uno quiere acogerse al beneficio tributario, la Ley I+D contempla un proceso de certificación ante un organismo competente, aquí entra CORFO al Juego. CORFO es la institución competente del Estado designada para certificar si una empresa posee un proyecto con componentes de I+D y está sujeto a obtener un beneficio tributario según establece la Ley. Además, se determina qué gastos son técnicamente justificables para un proyecto en particular.

Entonces, ¿Esto quiere decir que CORFO decide que es I+D? La respuesta es no, la Ley I+D establece que la definición y los criterios para decidir se rigen por criterios internacionales ampliamente conocidos y consensuados, en este caso el Manual de Frascati en su capítulo 2 (Ver Resumen en español elaborado por nosotros) es una guía para determinar qué es y qué no es Investigación y Desarrollo. Puedes ver la historia de este manual acá.

Para obtener el beneficio tributario se debe seguir un proceso de certificación formal ante CORFO.  La certificación de proyectos tiene dos formas:

1) Carta de manifestación de intención: con la primera factura de gasto del proyecto y
su comprobante de pago, se emite una carta en la cual se manifiesta la intención de acogerse al beneficio tributario de la Ley I+D. Posteriormente, la empresa tiene 18 meses para certificar aquel proyecto de I+D, enviando los formularios respectivos, los gastos en los que ya incurrió y los planes futuros del proyecto (carta Gantt, presupuestos, entre otros).
2) Certificación directa: se envían los formularios donde se especifica el proyecto, su presupuesto y carta Gantt de actividades. Luego CORFO emite una resolución certificando total o parcialmente el proyecto.
Una vez certificados los proyectos, se procede a las rendiciones anuales, técnicas y financieras, donde CORFO emite un certificado de ejecución del proyecto para informar al SII y obtener la rebaja tributaria en la operación renta respectiva.

¿Mi empresa se puede acoger al beneficio tributario de la Ley I+D?

La ley I+D establece que los requisitos para postular a una certificación son los siguientes:

  • Ser contribuyente de 1era categoría.
  • Declarar renta mediante contabilidad completa.
  • Disponer de un proyecto de Investigación y/o Desarrollo por un monto mínimo de 100 UTM.
  • Pagar un arancel al momento de solicitar la certificación.

 

 ¿Es muy engorroso el proceso de certificación ante la Ley I+D?

No te vamos a mentir, es CORFO. El área y los funcionarios responsables, en general, tienen muy buena disposición a responder y apoyar en el proceso. El proceso de certificación es un proceso riguroso de evaluación con etapas que puede demorar entre 3 y 6 meses. La clave es contar con un proyecto diseñado que cumpla con criterios que establece la ley. No es una ciencia oculta pero requiere tiempo y saber lo que se hace.

¿Cómo trabajamos nosotros con la Ley I+D? Desde que tienes una idea, te asesoramos para entender si aplica a ser certificada bajo la Ley I+D. Si es así, te asesoramos en certificación del proyecto ante CORFO. Una vez certificado el proyecto, te apoyamos en la administración del proyecto y todas las rendiciones técnicas y/o financieras ante CORFO hasta el cierre del proyecto.

En conclusión, la Ley I+D es un instrumento atractivo para recuperar, a través de un crédito tributario, parte de la inversión realizada por una empresa en Investigación y Desarrollo. Para obtener el beneficio tributario, se debe pasar por un proceso de certificación ante CORFO.

Este artículo fue escrito por: Joaquín López Núñez

Comments are closed.